fbpx

Campamento de verano, una manera diferente de montar más


En la mayoría de las actividades extraescolares los niños van por lo menos dos veces por semana a entrenar, o incluso más días si empiezan a competir un poco.

La equitación es un deporte un poco distinto al resto, en cuanto a que requiere un pequeño esfuerzo extra para practicarlo. Por ello, sin entrar en competición, lo habitual es montar una vez por semana.

Pero lo cierto es que la equitación no es un deporte sencillo, en cuanto a técnica, y que montar una hora a la semana no es mucho. Por ello los avances suelen ser lentos y es fundamental que seamos pacientes.

Siempre es recomendable que en la medida que sea posible los niños monten más de una hora por semana. Aunque durante el curso escolar suele ser complicado ya que tienen muchas actividades extraescolares, deberes, fiestas de cumpleaños y todo tipo de eventos, pero ¿y en verano?

Los campamentos de verano son una excelente forma de montar más. Los niños aprenden un montón de cosas relacionadas con los ponis y caballos. Están en contacto mucho más directo, ya que pasan todo el día con estos animales. Dan todos los días una clase en la pista y hacen una segunda actividad divertidísima con los ponis.

En el campamento de verano hacemos de todo: paseos por el campo, pony games, trabajos pie a tierra, juegos, volteo, horseball… Esto les hace probar diferentes disciplinas y desarrollar ciertas habilidades que durante el ajetreado curso escolar no suele dar tiempo.

Se lo pasan en grande, hacen nuevos amigos y mejoran muchísimo. Cuando un alumno hace una semana de campamento su evolución se puede comparar con el avance que experimentan durante un trimestre de 12 clases en el curso escolar.

Por ello os animamos a todos a participar en nuestros campamentos de verano, pequeños y mayores.

Podéis encontrar más información en https://escueladeequitacionsanjorge.com/campamentos/