Hipoterapia

También conocida como equinoterapia, la hipoterapia o fisioterapia a caballo es una actividad rehabilitadora reconocida en todo el mundo que consiste en aprovechar los movimientos tridimensionales del caballo para estimular los músculos y las articulaciones.

El contacto con el caballo también aporta facetas terapéuticas a niveles psicológicos y energéticos.

Un grupo formado por una terapeuta y una monitora de equitación especializadas en hipoterapia establece el programa de cada jinete, de forma que cada una de las sesiones vaya dirigida específicamente a las áreas de planificación motora e integración sensorial del paciente.

Durante las sesiones, de 30 minutos de duración, los pacientes que lo precisen son asistidos por hasta tres ayudantes. El caballo también se selecciona de forma individual para cada paciente, teniendo en cuenta sus movimientos y su tamaño y carácter.

Las sesiones de hipoterapia tienen lugar los lunes y martes en horario de tarde.

 

Hipoterapia 1
Equinoterapia 2
Volteo terapuetico 3
Monta adaptada 4
Trabajo pie a tierra 5

La hipoterapia es una terapia integral realizada con caballos para personas con discapacidad; dificultades físicas, sobre todo neurológicas, con o sin discapacidad; o retraso mental. En ella se aprovecha el movimiento que transmite el caballo, consistiendo así el ejercicio en que la persona reaccione ante los diferentes estímulos y experimente con las fuerzas centrífuga y centrípeta de aceleración y freno.

La equinoterapia es una terapia indicada para personas con problemas tanto mentales como psicosociales. En ella se pretende mejorar tanto el equilibrio como la velocidad de reacción de las personas. Esto se consigue cogiendo un asiento adecuado a caballo, empezando a montar con un cinchuelo y posteriormente con la montura. Además se practica la coordinación entre el tronco, las piernas y las manos, incorporando la utilización de las riendas.

Es para todos aquellas que tienen suficiente equilibrio para mantenerse sólo encima de un caballo que va en círculo. Se disfruta de hacer ejercicios encima de un caballo en un equipo.

La monta adaptada está especialmente indicada para todas aquellas personas que desean practicar la equitación en un grupo colectivo y requieren de un equipo concreto o un caballo especialmente entrenado para ello.

La realización de trabajos pie a tierra son beneficiosos para conocer, manejar y comunicarnos mejor con nuestros caballos y así poder disfrutar aún más con ellos. Un mejor manejo de los caballos desde el suelo aporta un mayor grado de seguridad personal y control de la situación. Algunos de ellos incluyen técnicas de doma natural o Horse Agility.