fbpx

Cólicos en caballos


El cólico es un síntoma, un dolor agudo abdominal que puede estar relacionado con el tracto digestivo o no, y se puede deber a muy diversos factores.

Como comentamos en el post anterior, los caballos presentan un sistema digestivo muy delicado. Esto se debe principalmente a su pequeño estómago e incapacidad para vomitar, ya que el cardias, orificio superior del estómago, impide que el alimento viaje en sentido contrario. Además de tener un intestino larguísimo donde se producen fermentaciones.

El cólico suele empezar por una alteración en la motilidad, movimiento de tripas. Al reducirse la motilidad, se producen gases que comienzan a distender las asas intestinales. Estas pueden descolocarse, produciendo torsiones y necrosis, en partes del intestino, por falta de riego. Incluso, por un exceso de presión, puede llegar a romperse el estómago y hasta el ciego. La peritonitis puede ser mortal para los caballos.

Causas

Existen multitud de posibles causas de un cólico:

  • Manejo inadecuado en las cantidades, frecuencia y/o calidad del grano y/o forraje
  • Mala calidad o cantidades inadecuadas de agua. Incluso beber agua muy fría.
  • Parásitos intestinales
  • Estrés
  • Cambios de temperatura que puedan hacer que se enfríen. Es bastante común, por ejemplo, que cojan frío en los riñones.
  • Mala dentadura
  • Comer arena

Los síntomas son

  • Falta de apetito (anorexia)
  • Se miran los flancos
  • Rascan el suelo
  • Se revuelcan
  • Inquietud
  • Se pueden hinchar

Tratamiento

  • Lo primero que se debe hacer es llamar al veterinario. Es fundamental, para evitar complicaciones, detectar un cólico a tiempo.
  • Quitar el alimento y restringir la dieta
  • Administrar medicamentos para el dolor
  • El veterinario auscultará la motilidad intestinal y si lo ve necesario podrá sondar por vía nasal para vaciar el contenido del estómago y ver si hay reflujo gástrico
  • Además se puede palpar por vía rectal, así se podría notar si existe impactación fecal o desplazamiento del colon.
  • Si el caballo no responde al tratamiento médico se valorará la cirugía.
  • En casos de deshidratación es necesario suministrar suero en vena.

 

Los cólicos representan un 98% de las causas de muerte en los caballos. Es vital tratar el cólico lo antes posible ya que cuanto más tarde se trata, menor es la probabilidad de éxito. En caso de que sea necesaria una cirugía, ésta debe hacerse durante las 6 primeras horas del cólico.