fbpx

Falsas creencias acerca de los ponis


La diferencia principal entre un poni y un caballo es su alzada. La alzada es la distancia que existe desde el hueso más alto del caballo, la cruz, al suelo. Si tienen una alzada menor de 148 cm a la cruz, sin herraduras, o de 149cm, con herraduras, se considera un poni y no un caballo. Estas diferencias se hacen únicamente para clasificarlos en las competiciones.

Además de la estatura, existen pocas diferencias entre los ponis y los caballos, en cuanto a carácter, trato o doma. A continuación vamos a desmontar algunos mitos que existen acerca de los ponis.

“Los ponis tienen mal carácter”

Como en todo, hay ponis con buen carácter y otros con no tan bueno, igual que caballos. Esto lo determina en gran medida el trato que se les da a los animales. Y como todos, los caballos y ponis también tienen “días”, días mejores o no tan buenos. Una manera de ver si los ponis o caballos están enfadados es fijarse en sus orejas, cuando se enfadan las echan hacia atrás y las pegan a la cabeza.

“Los ponis muerden”

Claro, tienen dientes y pueden morder. Como los perros, pero ¿todos los perros muerden? Los ponis no tienen por qué morder si no se les acostumbra a ello. Si se les enseña a comer únicamente de su comedero y no de la mano de las personas, no van a buscar en nosotros comida. Al igual que un perro en casa, si no se le da de comer mientras estamos sentados en la mesa, éste no va a pedir comida cuando estemos comiendo.

Nuestros ponis están acostumbrados a comer de sus comederos y a que los niños no les den comida en la mano, así evitamos que pidan comida y acaben mordiendo buscando las zanahorias en las manos de los peques.

“Los ponis dan patadas”

Si, pueden dar patadas. Por eso siempre es aconsejable no pasar por detrás de un poni o caballo, aunque si lo hacemos debemos dejar una distancia prudencial y siempre hablarles para que no se asusten. Los caballos pueden dar patadas por varios motivos, normalmente es porque algo les molesta y quieren alejarlo. Como puede ser una mosca, que llegan a ser muy molestas, o porque tienen otro caballo muy cerca y quieren alejarlo, pero por regla general no dan patadas a las personas.

“Los ponis son las crías de los caballos”

Los ponis son razas de pequeño tamaño de la misma especie, los caballos. Al igual que pasa con los perros, hay perros de razas más grandes o de menor tamaño. Las crías de los caballos y de los ponis se llaman potros. Los potros crecen, los ponis adultos no crecerán más.

“Los ponis son gordos y paticortos”

Las características morfológicas varían mucho en función de la raza. Por ejemplo, los ponis Shetland son más bajitos, tienden a ser rechonchos y paticortos, pero otras razas de ponis como los Welsh, son más estilizados.