¿Está mi hijo estancado?


«No noto mejoría». «Todo el rato hacen lo mismo».

¿Cuántas clases de montar da a la semana? ¿Y de fútbol, ballet o atletismo?

Montar un día a la semana es poco. Es por ello que los niños necesitan tiempo y constancia para mejorar. Por norma general, montando una hora a la semana, los niños tardan entre tres o cuatro cursos en mejorar su equitación sustancialmente.

En las clases de equitación no se hace siempre lo mismo. Hay distintas maneras para hacer que varíe el nivel de dificultad en la clase de equitación.

Cambio de poni

Una de ellas es el cambio de poni o caballo, ya que no todos son iguales. Y el ejercicio que con uno pueden hacer sin problema igual con otro caballo les cuesta más o no pueden hacerlo.

Diferentes ejercicios

Existen infinidad de ejercicios que se pueden hacer en una clase de equitación y todos ellos pueden complicarse paulatinamente en función de la respuesta de los alumnos y de los caballos. Los ejercicios pueden hacerse primero al paso, después al trote y por último al galope. Y pueden hacerse mejor o peor en cualquiera de los tres aires. Es necesario repetir muchas veces los ejercicios hasta hacerlos correctamente con diferentes caballos.

La pista en la que se trabaja

El diferente tamaño de la pista es algo a tener en consideración cuando se están dando clases de equitación, sobre todo con niños y alumnos principiantes. Cuanto más grande sea la pista, más espacio tendrá el poni o caballo para correr y más complicado será sujetarlo.

Ser cabeza de león o cola de ratón

Hay mucha diferencia entre ser el primero de la tanda o ir a la cola. El primero tiene que marcar el ritmo de los demás caballos y es responsable de cómo hacer los ejercicios para que los de detrás tengan la posibilidad de hacerlos también correctamente. Y si esto se combina con montar un caballo más complicado la dificultad para el alumno aumenta exponencialmente.

 

En Escuela de Equitación San Jorge creemos que «Más vale ser cabeza de león que cola de ratón». Con ello queremos decir que debemos ser pacientes, dejar a los niños tiempo para que cojan confianza y seguridad, y fomentar que hagan ejercicios más complicados en una clase aparentemente más fácil para que cuando pasen al siguiente nivel puedan seguir la clase sin mayor dificultad.

× How can I help you?